Limpieza facial de manera natural

Hay personas que tienen una piel sana y libre de impurezas, por lo que no necesitan de grandes cuidados para mantenerla llena de vida, pero para aquellas que tienen pieles grasas, es importante que se lleve a cabo una limpieza facial con cierta regularidad para eliminar los puntos negros, la acumulación de grasa y hasta incluso granitos infectados.

Lo bueno, es que para hacerte una limpieza facial no es necesario que gastes grandes cantidades de dinero, ya que puedes sacar el máximo provecho de los ingredientes naturales que tienes en casa, y de esta manera no sometes tu cutis a los productos químicos.

Al optar por una limpieza facial natural, obtendrás la hidratación y nutrición que tu rostro necesita para lucir siempre joven, saludable y espectacular. Pensando en esto, te mostramos a continuación algunos pasos que te permitirán saber cómo hacer una limpieza de este tipo, de forma sencilla y con productos caseros.

Lava el rostro para eliminar impurezas

Antes de llevar a cabo la aplicación de cualquier producto, es fundamental que se lave el rostro con un jabón acorde al tipo de piel que se tenga, para así eliminar las impurezas y residuos que puedan perjudicar la efectividad de los productos caseros de los que hagas uso para la limpieza.

Esto también te puede interesar: Limpieza Facial: Secreto de terapia de hielo eficaz

Usa aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los productos caseros más efectivos para lograr una limpieza facial extrema. Éste, además de remover impurezas, dejará la piel de tu rostro tersa, radiante  y suave.

Aplica un buen exfoliante

Hacer uso de un buen exfoliante facial te ayudará a tener una piel más limpia, tersa y libre de células muertas. La mejor opción en lo que se refiere a exfoliantes caseros, es hacer la mezcla de miel de abejas con un poco de azúcar, de esta manera obtendrás una pasta que podrás aplicar sobre la piel de la cara mediante movimientos circulares que la dejarán mucho más suave y hermosa.

Realiza un masaje regenerativo

Una vez que elimines el exfoliante del rostro con abundante agua tibia, lo más recomendable es que te hagas un ligero masaje regenerativo para que reactives la circulación sanguínea del mismo, lo que contribuirá a su firmeza y tersura.

Si deseas que sea mucho más exquisita la experiencia, aplica unas gotas de aceite de rosa mosqueta o de almendras y verás que será mucho más placentero.

Aplica una mascarilla hidratante

Para completar la limpieza facial, lo ideal es aplicar una mascarilla hidrante. Son muchas las preparaciones caseras que le podrán devolver a tu cutis la vitalidad que deseas, pero dentro de las más efectivas son las que se elaboran a base de: miel, huevo, avena, levadura de cerveza o limón.

Esta es una excelente, sencilla y económica manera de realizar una limpieza facial en casa. Haz la prueba siguiendo cada paso con cuidado y verás que tendrás un rostro más hermoso y radiante al finalizar este tratamiento.

Recibe Consejos Antienvejecimiento

Ingresa tu correo electrónico para recibir los mejores consejos y tips para cuidar la belleza y salud de tu piel.

Leave a comment: