Si te estás preguntado qué es la gastritis, cuales son sus síntomas y como puedes curarte de manera natural haz llegado al lugar indicado.

La gastritis es una causa común de problemas estomacales. La condición médica puede ser definida como cualquier irritación o inflamación del revestimiento del estómago.

 

Hay una serie de causas diferentes de gastritis, y tratar la inflamación implica determinar la causa. Hay una serie de tratamientos médicos y naturales para la gastritis, y educase adecuadamente sobre sus opciones te ayudará a tomar una mejor decisión.

Cuales son los síntomas de la gastritis

Los síntomas que se presenta cuando hay gastritis son diversas ya que el organismo y condiciones de vida son diferentes en cada persona, pero te podemos enumerar los síntomas más comunes:

  • Dolor abdominal izquierdo superior que irradia hacia la parte posterior
  • Eructos frecuentes
  • Sensación de hinchazón en el estómago por la noche o entre comidas
  • Pérdida de apetito y peso
  • Náuseas y vómitos
  • Vomito con consistencia de tierra de café o sangre
  • Heces negras

Si tiene estos síntomas, es una buena idea hacerse la prueba de gastroenteritis. El diagnóstico médico a menudo implica endoscopia, análisis de sangre para detectar bacterias o anemia y/o una prueba de heces.

Causas de la gastritis

El dolor de la gastroenteritis puede ser causado por cualquier cosa que estrese el estómago. Y dentro de las causas mas comunes se puede considerar lo siguiente:

  • Comer en exceso
  • Consumo de alcohol, café, té fuerte, aspirina o antiinflamatorios no esteroideos, todos los cuales pueden erosionar el revestimiento del estómago sensible.
  • Infección por H. Pylori: esta bacteria se transmite de persona a persona a través del contacto con la saliva, la materia fecal o el vómito. Según la OMS, la mitad de la población mundial está infectada con H. Pylori, pero muchos nunca desarrollan síntomas.
  • Anemia perniciosa: ocurre cuando el estómago no produce una proteína que facilita la absorción de vitamina B12.
  • Reflujo biliar

Tratamiento para la gastritis

El tratamiento de la gastritis depende de la causa, pero existen algunas pautas comunes para tratar cualquier forma de gastritis.

  • Un método principal es controlar la cantidad de ácido estomacal presente en el órgano, ya que el ácido puede causar más irritación.
  • Los niveles de ácido pueden controlarse mediante cambios en la dieta.
  • Comer comidas pequeñas y frecuentes ayuda a eliminar la ingesta excesiva y la reducción del ácido estomacal al proporcionar alimentos para absorberlo regularmente.
  • Evitar los irritantes conocidos como la cafeína, el alcohol, los AINE y la aspirina.
  • La gastritis causada por anemia perniciosa se puede tratar con inyecciones de B12.
  • La Helicobacter Pylori generalmente se trata con antibióticos.
  • También es posible que al comer alimentos saludables con alto contenido de flavonoides como la raíz de regaliz, manzanas, apio y bayas se pueda inhibir la propagación de esta bacteria.

Un cambio en la dieta para tratar la gastritis puede ser todo lo que necesita para tratar de manera natural la gastritis.

Cómo curar la gastritis naturalmente: ¡cambia tu dieta!

¿Qué hiciste cuando te diagnosticaron gastritis?

Posiblemente has desarrollado un caso leve (no vinculado con el Helicobacter pylori) y esofagitis, a partir de lo cual te hayas dedicado a buscar en Internet opciones sobre qué podrías hacer.

Quizás las historias de personas con una experiencia exitosa no sean abundantes, pero varias de ellas muestran cómo conseguirlo, lo cual puedes realizar tú también, en su momento.

No es muy grato sentir el ardor que provoca en el estómago y acidez a toda hora, además del dolor relacionado con la esofagitis que realmente suele asustar. Pero si decides curarte de la manera natural, a continuación tienes una guía de alimentación.

aprende como curar la gastritis de manera natural

Remedios caseros para la gastritis

Lo que funciona: la dieta

Vas a consumir sólo alimentos con un nivel de Ph superior a 5.

Observa las siguientes especificaciones y planifica tus comidas diarias combinado estas alternativas:

Frutas y vegetales

Selecciona melones, sandías y plátanos, algunas veces podrás consumir una pera (en el límite – Ph nivel 5.3).
Ingiere un poco de todos los vegetales, excepto pimientos, tomates, pepinos, ajo y cebollas, pues son demasiado irritantes.

Proteínas magras

Prepara pechuga de pollo, pescado blanco magro como bacalao, gambas, mariscos, tofu, tempeh, frijoles, garbanzos y lentejas.

Cereales

En este caso tienes opciones con los granos puros, no los cereales para el desayuno con azúcar y aditivos: avena, arroz, maíz, pan (pan fresco sin aditivos), quinoa, trigo sarraceno, mijo. Las papas y las batatas también son muy buenas alternativas.

Grasas

Debido a su contenido de grasa, vas a usar aceite y nueces con moderación.
Si no lo sabías, la grasa es inflamatoria para el revestimiento del estómago, por lo que una salida honrosa puedes consumir 1 cucharada de nueces por comida o 1 cucharadita de aceite.

Bebidas

La única bebida caliente segura es la manzanilla. Por otro lado, puedes escoger entre agua fresca de coco, vegetales frescos o jugos de frutas, siempre que los prepares con las frutas y verduras permitidas.

¿Una opción? utiliza una base de zanahoria y agrega hinojo, apio, remolacha y espinaca. Igualmente encontrarás que las sopas en puré con calabaza, papas, coliflores y / o zanahorias son muy suaves.

Alimentos a evitar

Ten en encuentra que hay algunos elementos que debes dejar de lado momentáneamente, especialmente porque son desencadenantes de la irritación que provoca el reflujo. Como infusiones de hierbas sólo vas a consumir manzanilla.
Entre ellos se enumeran: café, menta, té, chocolate, agua con gas, frutas cítricas, grasa, vinagre, todas las especias, sal (redúcela tanto como sea posible), alcohol y productos lácteos (estos estimulan la producción de ácido del estómago).

Algunos suplementos útiles

Regaliz: Puedes ingerir una unidad 20 – 30 minutos antes de cada comida, 3 veces al día. Recubre el interior del revestimiento del estómago.

Olmo americano: Disuelve dos cucharitas en agua y tómalo entre comidas. Si sientes molestias durante la noche, puedes consumir regaliz o este suplemento.

Zinc – Carnosine: Es el más misterioso de los suplementos, reduce la inflamación y protege el revestimiento del estómago.

Sentirás una gran mejoría después de tomarla (se dice que tarda 2 semanas para funcionar por completo). Consume una cápsula de 35 mg con el desayuno y otra en la cena.

Cómo debes organizarte para curar la gastritis

Asegúrate de controlar el volumen de lo que comes también, para no llenar demasiado tu estómago; mantenlo por debajo de 3 tazas (generalmente 1 taza de verduras, una taza de arroz, patatas, pasta y una pequeña porción de pollo, pescado o tempeh.

No ingieras nada 3 horas antes de acostarte y no tomes ninguna bebida 2 horas antes de retirarte a descansar. Por otra parte, ajusta tu cama para que duermas de manera inclinada, como si fuera una cuña.

Sugerencias extras

Jugo de repollo: Hay algunos estudios de pacientes con úlcera curados después de tomar 1 taza de jugo de repollo 4 – 5 veces al día durante 7 a 10 días.

Es muy desagradable y quizás te sientes mal en general con eso, además de que causa gases, mal aliento, dolor de cabeza leve e interfiere con la tiroides también. Pero funciona muy bien para el estómago.

Prueba mezclar el jugo de repollo con jugo de zanahoria para hacerlo más sabroso, a veces con apio, espinacas e hinojo.

Agua Ph 8.8: Se conoce que en algunas personas ha desactivado la pepsina en la garganta y el esófago, lo cual te ayudaría a recuperarte del dolor de garganta y la esofagitis. Se siente bien tomarla entre comidas.

¡Y algunos trucos también!

Si no te apetece comer pescado sin sazonar, puedes arreglártelas con pollo y tofu. Sin embargo, considera que tienes la posibilidad de elegir el pescado más fresco que puedas encontrar para disfrutar su buen sabor y frescura.

Notarás que te bastará con una cantidad razonable, así que no tendrás que comprar más de 1/3 de libra (150 g). Más que eso en tu plato quizás ya no sea tan sabroso.

Cocínalo de modo sencillo: sécalo, ponle un chorrito de aceite de oliva a la sartén y saltéalo con un poco de sal (lo suficiente para que tenga buen sabor, pero lo menos posible). Agrégale un poco de perejil, hinojo o eneldo en la parte superior después.

Si te gusta la pasta y los mariscos, puedes preparar pasta alla vongole, gambas salteadas o cocidas con arroz y verduras, como si fuera una paella.

De preferir obviar por el momento el aceite, simplemente cocina sin él, así podrás darle un descanso a tu estómago y facilitar la digestión. Puedes obtener su sabor colocando un poco en el sartén y retirándolo con una toalla de papel.

¿Cuánto tiempo debes pasar para sentirte mejor?

Necesitas aproximadamente dos meses, durante los cuales irás mejorando lentamente cada semana.

Pasado ese tiempo, ya no tendrás dolor de estómago ni exceso de ácido, lograrás volver a dormir, sentirte como una nueva persona saludable y hasta más liviana: prepárate para perder algunas libras.

No te angusties si después de esos dos meses, percibes que necesitas seguir la dieta durante un mes más para que tu estómago se fortalezca e iniciar régimen menos estricto.

Continúa leyendo…

Que puedo comer si tengo gastritis

Remedios caseros para la gastritis

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…