Elimina las tensiones del cuerpo con Microgimnasia

El estrés y las emociones a menudo acaban por sobrecargar la musculatura y eso provoca molestias y todo tipo de dolores corporales. La Microgimnasia, basada en movimientos muy leves, ayuda a “descargar” el cuerpo y a recuperar el bienestar.

A un 63% de la población mundial se le ha diagnosticado dolor crónico, y 6 de cada 10 lo sufre desde hace más de 10 años. ¿Los principales dolores? El de espalda, el que afecta a músculos y huesos, lumbares, cabeza y cuello. Son cifras de un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios. ¿Y qué podemos hacer para aliviarlo o para eliminarlo de la ecuación de nuestras  vidas? El abanico de terapias para conseguirlo es amplio, y entre ellas, la Microgimnasia resulta muy efectiva.

Recupera El Equilibrio Físico

El dolor muscular y articular es un síntoma de que algo no funciona en el cuerpo. A través de él, el organismo nos reclama atención. La Microgimnasia nos permite darle esos mimos que requiere ya que es un método basado en el estiramiento de las cadenas musculares y en la movilización de las  articulaciones para darles flexibilidad y elasticidad.

¿En qué consiste?

Los estiramientos parten de posturas muy precisas y se concretan en micro movimientos muy lentos que trabajan con suavidad cada capa muscular hasta llegar al origen del problema. Centrar toda nuestra atención en el cuerpo y respirar adecuadamente es la clave para un resultado óptimo.

¿Cómo se practica?

Se suele hacer en grupo, con ropa cómoda y en sesiones de una hora y media dirigidas por un terapeuta.

¿Cómo ayuda?

Elimina las tensiones que contraen y acortan nuestros músculos, especialmente los de la espalda, donde se originan muchos de los problemas que afectan a huesos y articulaciones, así como a tendones, ligamentos, cartílagos y músculos.

También te puede ayudar leer esto: Un método eficaz para el insomnio

Movimientos suaves con muchos beneficios

A no ser que sufras un accidente, detrás de los dolores musculares se esconden un sinfín de emociones: estrés, tristeza, ira, miedo. Cuando somos incapaces de gestionarlas, los músculos se cargan de tensión y se “acortan”. Eso nos obliga a adoptar posturas incorrectas para evitar el dolor y, a la larga, generan más tensión que acaban lesionando músculos y huesos. Gracias al trabajo corporal suave se puede descubrir dónde está el origen del dolor y se va eliminando la tensión muscular capa a capa. Así hasta que se identifica esa emoción que nos “estruja”. Después, solo depende de nosotros: si dejamos que el cuerpo se queje y lo trabajamos con respeto, podremos liberar nos de ese sentimiento, recuperar el equilibrio físico y emocional, y vivir mejor.

En Qué Casos Te Puede Ayudar

Esta técnica ha demostrado ser muy eficaz a la hora de mejorar y reducir los síntomas de un gran número de enfermedades:

  • Mejora dolencias de huesos, tendones y articulaciones. Va bien para la artrosis, la artritis, el lumbago, la ciática, los dolores cervicales y de cabeza, los pinzamientos, las tendinitis, el codo de tenista, el síndrome del túnel carpiano, y también para otras alteraciones que tienen su origen en la contracción de los músculos que recorren nuestra espalda, desde la cabeza hasta la planta de los pies, y suben por delante hasta las rodillas.
  • Ayuda también en caso de dolor generalizado. Al ser una terapia muy respetuosa con el cuerpo en la que no se realizan movimientos bruscos ni forzados, se trata de una técnica ideal para personas que sufren síndrome de fatiga crónica o fibromialgia.

No existen contraindicaciones pero sus resultados son limitados en casos de parálisis fláccida y en estadios avanzados de enfermedades neurológicas degenerativas.

TU PLAN QUEMA GRASA PERSONALIZADO

Ingresa tu nombre y tu correo electrónico para que podamos enviarte tu plan personalizado.

Leave a comment: