Disfruta del sol y aleja el riesgo de cáncer de piel

¿Conoces la doble cara de los efectos? Por un lado el sol es saludable ya que mejora el ánimo y fortalece los huesos; por el otro es el principal desencadenante de melanoma. Pero puedes disfrutarlo sin riesgos.

Según el “Informe 2015 sobre las actitudes, hábitos y percepción de los riesgos del sol” realizado en 22 países más, el 80% de las personas consideran que estar bronceado les hace parecer más atractivo. Pero también estamos concienciados de los riesgos que entraña: un 94% considera que exponerse a la radiación solar puede causar problemas de salud y acelerar la foto envejecimiento. Aprobamos la teoría pero ¿y la práctica?

Dicho estudio revela que solo un 22% protege su piel diariamente del sol y además. No vamos a negar que el sol es fuente  de salud, sobre todo porque sin él no sintetizas vitamina D, pero también causa envejecimiento prematuro y cáncer de piel. Te damos las claves para quedarte solo con lo bueno.

Concienciación, el mejor modo de prevenir el melanoma

¿Por qué es importante que un protector lleve, además de filtros UVA-UVB, antioxidantes? Porque la radiación solar produce una oxidación en el ADN de las células. Por tanto, si añades antioxidantes a un protector contrarrestas aún mejor ese daño celular. La vitamina C fue la primera sustancia que se descubrió con efecto revitalizador celular. Ahora se sabe que otras como los polifenoles o la vitamina E también lo tienen.

¿Cuáles son los últimos avances en prevención y curación del melanoma?

En prevención no ha habido mayor avance que la concienciación: esto nos está permitiendo detectar los casos de melanoma de forma cada vez más precoz. En cuanto a la curación, la inmunoterapia (terapias para que el sistema inmune combata las células cancerosas) ha supuesto un gran paso en el tratamiento del melanoma avanzado.

¿Sabías que la Organización Mundial de la Salud recomienda exponer al menos la cara y los brazos al sol 15 minutos al día? Lógicamente en verano hay que evitar hacerlo en las horas centrales del día, que es cuando más quema. Cuando la luz solar, en concreto los rayos UVB, entran en contacto con la piel tu organismo sintetiza vitamina D, una sustancia que en realidad actúa como una hormona porque hace de “interruptor” en muchos procesos vitales. Ten en cuenta que solo un 10% de ella la obtienes a través de los alimentos, el 90% restante es resultado de la exposición solar.

También te puede interesar conocer: Señales tempranas de cáncer de ovario que no debe ignorar

Beneficios de la vitamina D al tomar el sol

  • Fortaleces tus huesos y alejas la osteoporosis

En los países con pocas horas de sol hay mayor incidencia de esta enfermedad. Y es que la vitamina D que “fabrica” tu organismo cuando entras en contacto con la radiación solar es a su vez necesaria para que el calcio, vital para tus huesos, se absorba en el intestino y no se pierda a través del riñón.

  • Activas tus defensas

De esta vitamina también depende en parte el buen funcionamiento de tu sistema inmunológico. La razón reside en que los linfocitos T, un tipo de glóbulos blancos encargados de defender el organismo de infecciones, necesitan vitamina D para salir de su “letargo” y realizar correctamente su trabajo. Por eso normalmente tras un verano de sol y playa notas que en invierno te resfrías menos.

  • Mantienes a raya la tensión sanguínea

La vitamina D también reduce los niveles de la hormona paratiroidea, encargada de regular la presión sanguínea. Y esto es especialmente beneficioso en mujeres. Una investigación americana ha demostrado incluso que las deficiencias de esta vitamina en mujeres premenopáusicas eleva el riesgo de desarrollar hipertensión en los siguientes 15 años.

  • Reduces el riesgo de padecer ciertos tumores

Varios estudios revelan su relación con un menor riesgo de cáncer. Una investigación de la Univ. De California (EE.UU.) ha demostrado que la incidencia del cáncer de páncreas es 6 veces menor en países soleados. También hay menos tumores de mama y pulmón en los lugares cercanos al Ecuador, donde la síntesis de vitamina Des 3,4 veces mayor. Y se ha comprobado su papel preventivo en la formación de pólipos intestinales, una señal de alarma de cáncer de colon porque pueden malignizarse.

¿Qué ocurre si te excedes?

La radiación solar que incide sobre la piel está compuesta de rayos UVA, UVB e infrarrojos. Tres tipos de radiaciones que actúan de forma diferente y pasan distinta “factura” si te excedes, así que ya sabes, toma el sol con moderación.

TU PLAN QUEMA GRASA PERSONALIZADO

Ingresa tu nombre y tu correo electrónico para que podamos enviarte tu plan personalizado.

Leave a comment:


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies